Compartir

Agencias

De acuerdo al reporte ‘La Economía Móvil en América Latina 2022’ de GSMA, el gran desafío de inclusión digital es cómo abordar la brecha de uso, 9 veces mayor que la brecha de cobertura.

Gracias a una huella de cobertura que alcanza al 96% de la población regional, los usuarios de internet móvil en América Latina pasaron los 380 millones a fines de 2021, una penetración del 60%. Así lo revela “La Economía Móvil en América Latina 2022”, el informe anual de la GSMA presentado en el Mobile 360 Latin America en Ciudad de México.

El estudio destaca que, mientras los operadores continúan invirtiendo para extender 4G y desplegar 5G, el gran desafío de la industria y los gobiernos es cómo conectar a los 230 millones de personas (36% de la población) que enfrentan barreras no relacionadas con la cobertura de redes.

“Resolver la brecha de uso es crucial para lograr verdadera inclusión digital. Hoy la mayoría de los latinoamericanos que no pueden disfrutar de las oportunidades y beneficios de internet móvil enfrentan obstáculos que solo pueden resolverse a través de la estrecha colaboración entre sector público y privado”, afirma Lucas Gallitto, Director para América Latina, GSMA. Esos obstáculos incluyen la asequibilidad, la falta de habilidades digitales, e inquietudes sobre seguridad y protección. Esta última barrera es particularmente relevante en América Latina: en México y Guatemala, por ejemplo, más del 70% de los poseedores de dispositivos móviles que no usan internet adujeron preocupaciones de este tipo.

Presente y futuro digital de América Latina

El informe de la GSMA revela que, en 2021, las tecnologías y los servicios móviles generaron el 7,4% del PIB de América Latina, una contribución que ascendió a más de USD 345.000 millones de valor económico agregado. El ecosistema móvil también generó más de 1,6 millones de puestos de trabajo de manera directa e indirecta. Para 2025, se espera que la contribución económica del ecosistema móvil aumente en alrededor de USD 20.000 millones, impulsada por el pico de adopción de 4G y el incipiente despegue de 5G.

La tecnología 4G alcanzó casi el 60% de adopción a fines de 2021 y escalará al 70% para 2025. El 5G ya empezó a abrirse camino y se prevé que alcance el 11% de adopción para 2025. En esta primera fase, el acceso inalámbrico fijo (FWA 5G) fue el principal caso de uso en mercados como Brasil, Colombia y Perú. Pensado en la evolución del 5G, los operadores y proveedores de equipos están apostando a la co-creación de soluciones invirtiendo en laboratorios especializados. Las redes privadas para verticales representan una de las aplicaciones más prometedoras, con pruebas ya desplegadas en fábricas (Brasil), minas (Chile) y puertos (México). Las colaboraciones entre diversos jugadores del ecosistema también aparecieron en el emergente campo del metaverso.

Cerrar las brechas y capitalizar el potencial transformador del 5G requiere de políticas públicas a la medida del futuro digital. El reporte señala la importancia de que la región avance en procesos de modernización regulatoria y promueva el diálogo coordinado entre todos los actores del ecosistema digital, públicos y privados. Destaca también la importancia de impulsar políticas de espectro que prioricen la inclusión e innovación por encima de la visión recaudatoria.

Con información e infografía de GSMA

Compartir