Compartir

Agencias

Según Gartner, los ingresos del mercado mundial de semiconductores han crecido en un modesto 1,1% a lo largo de 2022, debido a que los problemas macroeconómicos han afectado a las cadenas de aprovisionamiento mundiales y con ello han provocado una reducción del gasto en equipos electrónicos.

Las cifras preliminares de la firma de análisis estiman los ingresos en 601.700 millones de dólares (unos 554.500 millones de euros) frente a los 595.000 millones de dólares (unos 548.300 millones de euros) de 2021. Esto se explica porque la buena racha de principios de 2022 se ha visto contrarrestada por el empeoramiento de la situación económica mundial.

Andrew Norwood, vicepresidente y analista de Gartner, explica que al inicio de 2022 los fabricantes de equipos se protegieron de la escasez mediante la acumulación de existencias de chips, pero que en el segundo semestre “la economía mundial ha empezado a frenar a causa de la elevada inflación, el incremento de los tipos de interés, el crecimiento de los costes energéticos y la repetida adopción de medidas de confinamiento en China a causa de la Covid-19, y las cadenas de suministro se han visto afectadas por ello”.

“Los consumidores también han empezado a reducir el gasto y la demanda de PC y smartphones se ha visto afectada, y después han sido las empresas las que han comenzado a recortar los gastos en previsión de una recesión mundial, todo lo cual ha perjudicado al crecimiento global de los semiconductores.”

El panorama que han hallado los fabricantes de semiconductores es tan sólo un poco mejor.

La suma de los ingresos de las 25 principales empresas en dicho segmento han crecido en un 2,8%, lo que supone un 77,5% del total.

Samsung se ha mantenido en cabeza, si bien sus ingresos han disminuido en un 10,4%, debido sobre todo al descenso en las ventas de memoria y de flash NAND.

Intel, SK Hynix, Qualcomm y Micron Technologies completan la lista de los cinco primeros.

Fuente: MWL

Compartir