Compartir

Agencias

Así lo indica un estudio de Aruba. Los directivos no entienden el impacto potencial de la red en el contexto general de su negocio.

Según un estudio hecho público por Aruba, uno de cada cuatro (25 %) líderes empresariales admite tener sólo una comprensión funcional o limitada de la redempresarial, lo que supone una desconexión potencialmente peligrosa para las iniciativas de transformación digital.

En la encuesta, el 81% de los líderes empresariales afirma que su organización necesita altos niveles de transformación digital e innovación para tener éxito en los próximos 12 meses. Sin embargo, son mucho menos los que esperan conseguirlo, ya que casi un tercio (32%) prevé alcanzar una transformación moderada en el mejor de los casos.

Mientras tanto, la presión para digitalizarse nunca ha sido mayor. El 93% de los encuestados coincide en que su empresa le exige más a la tecnología después de la pandemia y el 68% afirma que espera que las TI ofrezcan más información sobre los datos. Así las cosas, no extraña que el 73% de los líderes empresariales consultados esté preocupado por la capacidad de su organización para mantenerse al día con los últimos requisitos tecnológicos y digitales.

La encuesta, que recoge las respuestas de 200 directivos de empresas internacionales, examinó una serie de áreas en las que la red sí tiene potencial para responder a estas demandas y evaluó el conocimiento de este hecho fuera de la cúpula de dirección de las TI de cada organización.

Red, herramienta para impulsar la productividad y la innovación

Los líderes empresariales están de acuerdo en que la tecnología y los avances en digitalización son ahora esenciales para que los empleados puedan realizar su trabajo (71%). Sin embargo, a pesar de su papel en la conexión de estos empleados con la tecnología que necesitan, solo el 61% de los encuestados afirma comprender plenamente la relación entre la productividad de sus trabajadores y la red.

Del mismo modo, el 53% afirma no entender del todo cómo la red puede ayudar a impulsar la innovación, a pesar de que el 50% cree que el acceso a los datos es fundamental para desbloquear nuevas fuentes de ingresos en los próximos 12 meses.

Sentir la desconexión

La consecuencia potencial de esta desconexión puede verse en las estrategias de inversión de las organizaciones para ese año. Mientras el 50% de los líderes empresariales afirma tener previsto aumentar el gasto en iniciativas digitales en 2023, solo el 25% asegura que realizará la inversión correspondiente en su infraestructura de red.

Dado que muchos encuestados (59%) aseguran que sus empleados experimentan problemas semanales de conectividad en el lugar de trabajo, solo el 29% de los líderes empresariales cree que su organización es capaz de ofrecer una conectividad sin fisuras y únicamente el 21% está totalmente de acuerdo en que su organización dispone de la flexibilidad necesaria, el peligro de esta desconexión empieza a hacerse evidente si se permite que las redes languidezcan necesitadas de modernización.

“En respuesta a la presión ejercida desde todos los frentes, este año las organizaciones en todo el mundo tienen grandes planes para su transformación digital. Las compañías quieren aumentar la productividad de sus empleados a través del trabajo híbrido, ofrecer un mejor análisis de datos para descubrir nuevas fuentes de ingresos, desbloquear la eficiencia operativa para ahorrar costes, reducir su consumo de energía para ser más sostenibles y mucho más. Y saben que deben seguir invirtiendo en tecnología para conseguirlo», afirma Larry Lunetta, vicepresidente de Marketing de Cartera de Soluciones de Aruba. «Pero para alcanzar sus objetivos empresariales precisan el apoyo de una red innovadora, ágil y optimizada. Con eso en su lugar, la probabilidad de una transformación digital exitosa aumenta considerablemente».

Fuente: R&T

Imagen: Bruce Mars

Compartir