Compartir

Agencias

La gran mayoría de los televisores inteligentes tienen puertos USB, sin embargo, en muchos casos pasan desapercibidos debido al gran potencial que poseen y el cual va mucho más allá de la simple conexión de dispositivos de almacenamiento externo.

Recordemos que en parte trasera de un Smart TV se esconden un montón de conexiones como es el caso de las imprescindibles entradas HDMI para conectar una consola o los módems de servicios de televisión; también está la conexión de red Ethernet, salida óptica y finalmente, los omnipresentes puertos USB.

Esta conexión es una opción que poco a poco ha ido desapareciendo de los dispositivos como es el caso de los ordenadores portátiles, para hacerlos más delgados.

Sin embargo, en los televisores estos puertos no se quedan únicamente en conectar unidades de almacenamiento externo o en cargar dispositivos, por el contrario, permite la vinculación de accesorios o incluso grabar programas desde la TDT (Televisión Digital Terrestre).

Conexión de periféricos como teclado, mouse y más

El puerto USB es compatible con una infinidad de periféricos como teclados y ratones, que resultan ser de mucha ayuda si tenemos un televisor que integre aplicaciones como navegadores web, Facebook, Twitter, entre otros.

Esta es una alternativa al control remoto tradicional, pues con dispositivos como un mouse podemos tener una navegación mejorada, ya sea para ingresar contraseñas de manera más rápida o navegar con mayor fluidez.

Conexión de accesorios

Para aquellos usuarios a los que les gusta personalizar su televisor para ver películas o series, el puerto USB es un gran aliado debido a que permite conectar accesorios como es el caso de las muy populares tiras o cintas de luz LED.

Estos se instalan en la parte trasera de la TV, son personalizables y vienen con diferentes modos de iluminación para elegir el nivel de brillo, colores y la intensidad. Además, es posible hacer que la luz LED reaccione a lo que ocurre en la pantalla.

Transferencia de archivos

Al puerto USB se puede conectar una memoria USB o un disco duro externo para reproducir contenido multimedia como películas, música o incluso leer libros o documentos. Y para hacerlo, solo es necesario conectar la unidad flash, encender el TV y listo.

Asimismo, permite visualizar fotos e incluso utilizar la pantalla del Smart TV como un marco gigante para ver fotos y recuerdos familiares. Además, es posible transferir archivos desde un ordenador portátil e instalarlo como aplicaciones de fuentes desconocidas (APK).

Actualizar el sistema

Cada fabricante tiene su propio programa o software para operar, así como Windows es necesario en un PC o el sistema operativo iOS para un iPhone, por lo que todo usuario debe estar al día con dicha actualización.

En algunos casos no es posible instalar las últimas versiones disponibles, ya sea por un error en la descarga o por otras circunstancias, así que lo recomendable es actualizar el Smart TV de manera manual.

Para lograrlo se debe descargar los archivos necesarios desde el sitio web de soporte del fabricante, transferirlo a una memoria USB y conectarla al puerto del TV. Lugo, buscar la opción “actualizar desde USB” para comenzar la instalación.

Grabar programas de la TDT

Si el Smart TV es compatible con la TDT, es posible conectar una memoria al puerto USB o pendrive para grabar el contenido y verlo más tarde. Aunque es clave tener en cuenta que una buena capacidad de almacenamiento.

Fuente: Infobae

Compartir