Compartir

Agencias

Apple Inc. presentó este martes en su evento el iPhone 15 y el iPhone 15 Plus, que migran a un conector USB-C.

Apple, presentó la nueva generación de iPhone 15 y 15 Pro, además de dos nuevos relojes inteligentes, dispositivos que resaltaron por sus nuevas funcionalidades, construcción y cambios respecto de las versiones previas.

Apple dio a conocer una de las mayores actualizaciones de prestaciones desde que dio a conocer en 2017 el iPhone X.

“Desde nuestro primer iPhone, nos concentramos en darle a nuestros usuarios un dispositivo increíblemente poderoso, impresionantemente fácil de usar y hermosamente diseñado. Cada año, hemos edificado sobre esta base para crear experiencias que marquen una verdadera diferencia en la vida diaria de nuestros usuarios”, dijo Tim Cook, director general de Apple, en la presentación. “Hoy llevamos más lejos lo que a nuestros usuarios les encanta sobre el iPhone”.

Apple buscará dinamizar el mercado tras tres trimestres retadores en los que se combina que los compradores renuevan sus teléfonos en periodos mayores y por otro lado en momentos que la economía de Estados Unidos y otros países se ha ralentizado en tiempos de inflación y tasas de interés altas.

Lo primero que resaltó Apple en el iPhone 15 y el modelo de gama más alta, el Pro –en ambos casos con una versión de 6.1 pulgadas y el Ultra, de 6.7 pulgadas– fue el diseño. Para el primer caso con un rediseño en la parte posterior de cristal estilizado y aluminio en el marco y en el caso de los modelos Pro cambió el aluminio por Titanio reciclado.

En ambos casos ya dejaron atrás el cable característico de la compañía que fue estándar por años, el Lightning, para adoptar, como ya ha sucedido con otros dispositivos, la conexión USB-C –el mismo que utilizan los dispositivos con sistema operativo Android– un cambio realizado por la compañía ante la regulación en la Unión Europea.

Tal vez entre los cambios que más destacan para el modelo 15 sea el incremento de 12 a 48 megapixeles en su cámara principal, el uso de un chip A16 y la inclusión de la función de Isla Dinámica que rodea a la cámara de la pantalla.

Por el contrario, el modelo Pro recibió un procesador A17 de tres nanómetros que promete optimizar aún más el rendimiento, marcos más delgados que permiten a la pantalla abarcar más área y set de lentes mejorado.

Dependiendo de la capacidad de almacenamiento, los precios irán desde los 19 mil 500 a los 26 mil pesos para el iPhone 15, de los 22 mil a los 28.5 mil para el iPhone Plus, de los 24 mil a 35 mil pesos para el iPhone 15 Pro, 29 mil a 38 mil pesos para el modelo Pro Max, y pueden ser pedidos en México desde el viernes 15 de septiembre.

Apple también presentó la Serie 9 del Apple Watch, del cual la empresa promete será el “más potente hasta la fecha”, con un GPU o gráficos 30% más rápidos.

Entre las actualizaciones más llamativas está la de “double tap”, que permitirá al dispositivo activar funciones como contestar una llamada o tomar una foto con el movimiento de los dedos, sin tocar el reloj inteligente.

Además, esta versión permitirá acceder a los datos de salud a través del asistente personal de inteligencia artificial, Siri.

Como parte de sus prácticas para reducir su huella de carbono, el nuevo Apple Watch Serie 9 contará con materiales reciclados, además de que para su producción usará electricidad de fuentes limpias, en lo que califica como su primer producto fabricado neutro en emisiones de carbono.

En tanto, el Apple Watch Ultra 2, especialmente para personas que realizan actividades al aire libre o que practican algún deporte, contará con una nueva arquitectura en la pantalla, que será más grande, además de que incorporará Siri, tendrá una nueva caratula que puede ser personalizada, añadirá GPS de precisión y permitirá medir la cadencia y velocidad en entrenamientos para corredores.

El precio del Apple Watch Serie 9 va de los nueve mil a los 18 mil pesos –o hasta 26 mil 500 pesos si es una de las versiones de Hermès–, dependiendo de si tiene función de celular, tamaño y tipo de correas, en tanto que el Ultra 2 costará 18 mil pesos.

El iPhone es la mayor fuente de ingresos de Apple y genera aproximadamente la mitad de sus ingresos. La empresa cuenta con que los nuevos modelos le ayuden a salir de una crisis, ya que ha sufrido tres trimestres consecutivos de caídas en las ventas y se dirige al cuarto, su racha más larga de descensos en dos décadas.

Los teléfonos también incluyen un nuevo chip que, según la compañía, mejorará el seguimiento de ubicación y otras tareas en la aplicación Encontrar. Y hay una nueva función de asistencia en carretera que depende de servicio satelital.

Tras la presentación, las acciones de Apple cerraron con una caída de 1.7% –un efecto que los expertos atribuyen a la máxima en los mercados de “vende la noticia”–, en línea con la caída de 1% experimentada por el índice tecnológico Nasdaq.

Compartir