Compartir

Agencias

  • Ha firmado un acuerdo con la operadora griega TSSA
  • Invertirá mil millones de dólares

La compra del 9,9% de Telefónica es solo un paso más en la estrategia de Saudi Telecom Company (STC) para su desembarco en Europa. La compañía árabe va a invertir mil millones de dólares en la construcción del denominado East to Med Data Corridor (EMC), un cable de datos de fibra óptica submarino y terrestre que unirá Europa con Asia a través del Mediterráneo y del mar Rojo.

Lo hará de la mano de la operadora de telecomunicaciones griega TSSA, con la que firmó ya el año pasado una alianza estratégica. STC asegura que con este proyecto «muestra su ambición de proporcionar cada vez una mayor conectividad global entre Asia, Europa y el resto del mundo a través de Arabia Saudí, que se sitúa en el corazón geográfico de estas economías clave».

Pero STC va incluso más allá con inversiones en computación en la nube y centros de datos, para lo que tiene también una alianza con la china Alibaba. «El objetivo es proporcionar la capacidad de análisis y almacenamiento de datos cada vez mayor a medida que nos dirigimos hacia el mundo de la computación cuántica», asegura la compañía.

El consejero delegado del gigante de las telecomunicaciones saudí, Olayan Mohammed Al Wetaid, declaró ya la firma del acuerdo con TSSA, que esta alianza representaba «otra validación más en nuestra estrategia de construir un ecosistema digital completo con un alcance cada vez mayor, una escala cada vez alta y un ritmo cada vez más acelerado».

Al Wetaid deja claro que «queremos consolidar nuestras credenciales digitales y contribuir a la Visión 2030 –la estrategia con la que Arabia Saudí pretende reducir su dependencia del petróleo– y convertirnos en una empresa digital líder y un centro digital regional que conecte tres continentes». Desde el primer momento, STC quiso dejar claro que Grecia suponía ·su puerta de entrada en Europa», que se consolida ahora, a la espera de la aprobación por parte del Gobierno, con el desembarco en Telefónica.

Compra de torres

Ni esta operación ni el acuerdo firmado con la griega TSSA son, sin embargo, la única incursión en Europa del grupo saudí. Y es que el pasado mes de abril STC compró a United Group, una empresa de telecomunicaciones del sudeste de Europa propiedad mayoritaria de BC Partners y con una fuerte presencia en los Balcanes, 4.800 torres en Bulgaria, Croacia y Eslovenia por un importe de 1.220 millones de euros.

Más allá de la alianza entre STC y TSSA, Arabia Saudí y Grecia firmaron ya el año pasado un marco de cooperación entre ambos países en distintos ámbitos. El acuerdo incluye la cooperación en «promover la transformación digital y la innovación en los campos la ciberseguridad, y la energía, así como el trabajo para desarrollar asociaciones cualitativas entre ambas partes para localizar materiales, productos y servicios relacionados con todos los sectores energéticos y sus cadenas de suministro y tecnologías asociadas»

Fuente: eE

Compartir