Compartir

Agencias

En 2023 el uso de IA y chatbots en empresas mostró un crecimiento que se pronostica aún mayor para el próximo año, prometiendo revolucionar la eficiencia organizacional

En 2023 se vio un aumento significativo en el uso de la inteligencia artificial, destacándose el uso de chatbots en varias industrias. En este contexto, se espera que para el año 2024, el uso de la IA por parte de las empresas sea aún mayor, extendiéndose a más aspectos de su operación y mejorando la eficiencia y el servicio al cliente.

En 2023 se vio un aumento significativo en el uso de la inteligencia artificial, destacándose el uso de chatbots en varias industrias. En este contexto, se espera que para el año 2024, el uso de la IA por parte de las empresas sea aún mayor, extendiéndose a más aspectos de su operación y mejorando la eficiencia y el servicio al cliente.

A continuación un listado con las cinco tendencias tecnológicas más relevantes para empresas en 2024, de acuerdo con IBM.

  1. La IA no es la última solución
    Una empresa puede utilizar un sistema de IA generativa para diseñar y producir anuncios personalizados en función de los datos que tiene sobre sus clientes.

Por ejemplo, una tienda de moda online dispone de información sobre las preferencias y el historial de compras de sus clientes. Implementa una IA generativa que analiza estos datos para crear imágenes y textos publicitarios adecuados a cada segmento de su mercado.

No obstante, los líderes empresariales poco a poco han visto que, por muy apasionante que sea la IA generativa, no necesariamente es la tecnología adecuada para resolver todos los problemas.

Esa tendencia se acelerará a medida que las organizaciones se den cuenta que existe una gama más amplia de tecnologías de IA por aprovechar como los modelos fundacionales. Estos modelos pueden resolver problemas o necesidades específicas de las empresas, aprovechando sus propios datos.

Siguiendo el anterior ejemplo, otra tecnología que se puede utilizar en la personalización de publicidad digital, además de la inteligencia artificial generativa, es la analítica de datos avanzada.

Esta tecnología implica el uso de herramientas y técnicas como la minería de datos, big data y aprendizaje automático para analizar grandes conjuntos de datos de los clientes y extraer insights valiosos sobre sus comportamientos y preferencias.

  1. Ransomware, candidato a cambio de imagen

El ransomware es un tipo de programa malicioso que, cuando se instala en una computadora o móvil, pone un “candado” en los archivos personales como documentos, fotos y música, de modo que no se pueden usar.

Luego, las personas que pusieron el candado piden que se les pague dinero para dar la “llave” y que el usuario pueda volver a usar sus archivos.

Sin embargo, este tipo de ataque podría enfrentar una recesión en 2024, según IBM. Pues muchos países se han comprometido a no pagar rescates y cada vez menos empresas sucumben a la presión, generándole un problema de flujo de caja a los cibercriminales.

Aunque se anticipa un giro importante en los ataques de extorsión, el ransomware no desaparecerá, sino que tendrá un cambio de imagen, ya que pondrá su atención en los consumidores o pequeñas empresas en donde las demandas de los rescates serán menores.

  1. Empresas unidas por la IA
    Hoy en día, no hay un solo programa de inteligencia artificial que pueda hacerlo todo. En el futuro, muchas personas y empresas podrán usar y mejorar diferentes IAs que serán fácil de combinar con otros sistemas.

A medida que se inventen nuevas maneras de procesar y guardar información, la colaboración y la competencia entre estas personas y empresas ayudarán a que la IA llegue más rápido a todos y pueda usarse en distintos productos y servicios.

  1. Criptografía propia de las organizaciones
    Las computadoras cuánticas son máquinas avanzadas que usan las leyes de la física cuántica para resolver problemas muy complejos más rápido que las computadoras normales. Dado su gran poder de cálculo, se cree que pueden llegar a descifrar o “romper” muchos de los sistemas de seguridad que protegen la información en internet hoy día. A estos posibles incidentes de seguridad se les llama ataques cuánticos.

Por ejemplo, dentro de unos años, una computadora cuántica podría ser capaz de descifrar contraseñas y datos cifrados que las computadoras actuales no pueden, poniendo en peligro información privada o confidencial.

Por esto, las empresas necesitan empezar a diseñar y usar nuevos tipos de protecciones que las computadoras cuánticas no puedan vencer, un proceso que puede ser largo y llevar hasta 15 años.

  1. Inteligencia artificial para edge computing
    Para el año 2024, es probable que muchas empresas prefieran una manera de manejar la información llamada edge computing, que se puede traducir como “computación en el borde”. Esto significa que, en lugar de enviar todos los datos a un solo lugar grande (como un centro de datos) para trabajar con ellos, van a procesarlos en muchos sitios más pequeños y cercanos a donde se usan esos datos.

Por ejemplo, podrían ser servidores locales en una fábrica, dispositivos de procesamiento en un hospital, o hasta cámaras de seguridad con capacidad para analizar imágenes ellas mismas. En vez de mandar toda la información a un centro de datos lejano, se procesa en estos puntos cercanos, lo que hace que todo funcione más rápido y eficientemente.

Así, pueden trabajar con la información más rápido, justo donde se necesita. Esto también ahorra dinero porque se necesita menos internet para enviar los datos de un lado a otro, y puede ser más seguro.

Fuente: Infobae

Compartir