Compartir

Por Nicolás Lucas – Bartolo, El Economista

El 52% de los teléfonos celulares utilizados en México por los consumidores son equipos de gama media, aproximadamente unos 67.6 millones de equipos y con precios promedio de 3,753 pesos por unidad, divulgó el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El 52% de los teléfonos celulares utilizados en México por los consumidores son equipos de gama media, aproximadamente unos 67.6 millones de equipos y con precios promedio de 3,753 pesos por unidad, según divulgó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Esta es la gama de mayor penetración entre los usuarios mexicanos, debido a que los teléfonos ofertados por las operadoras y los fabricantes en este segmento cuentan con funcionalidades suficientes para una comunicación móvil de experiencia satisfactoria.

Pero el factor precio también determina que los mexicanos compren este tipo de teléfonos, luego de que en cinco años, entre 2018 y 2023, la inflación acumulada en México se ubicó en 28.75% y este fue el lustro que el IFT tomó como periodo de referencia para conocer qué tipo de teléfonos compran los mexicanos.

En el año 2018, el 50% de los 69.6 millones de equipos que entonces significaba todo el parque de celulares, eran de gama media. Para el año 2023 la participación del segmento escaló al 52% de un parque total de 130 millones de teléfonos.

Pero la inflación también ha tenido efectos en los segmentos de gama baja y gama alta.

Como ejemplo, el IFT indicó que el 2% de los teléfonos usados en el 2023, unos 2.3 millones de equipos eran de gama baja, con precios de 829 pesos. En 2018 este segmento representaba el 1% del parque total de celules registrados para ese año, casi 700,000 teléfonos y con precios promedio de 934 pesos, también de ese año.

En cuando la gama alta, el segmento decreció del 36% al 28% su participación en las ventas totales de teléfonos en México, también por la inflación y porque teléfonos pertenecientes a gamas inferiores crecieron en sus funcionalidades.

Además, los teléfonos de gama alta han incrementado sus precios en términos reales en un 7.97%, de 18,545 pesos a un precio promedio de 20,152 pesos.

«Se observan incrementos en la participación de los equipos terminales dentro de las gamas baja, media y media alta, lo que sugiere la disponibilidad de más opciones para las personas usuarias dentro de las gamas de menor precio durante el periodo analizado», dijo el IFT.

Un teléfono de gama media se comercializa en México en 1,000 pesos, en el más asequible de los precios hallados por el IFT, y en 5,999 pesos como el precio más elevado del segmento.

Para el Instituto Federal de Telecomunicaciones los teléfonos de gama se caracterizaron en 2023 por contar con pantallas de 6 o más pulgadas; con cámara fotográficas de una resolución de 16 megapixeles, y sobre todo con sistema operativo Android, memoria interna de hasta 128 GB.

Fuente: El Economista

Compartir