Compartir

Agencias

Apple ha anunciado cambios radicales, de importancia histórica, en su oferta de iOS, Safari y App Store en toda la Unión Europea (EU), con la finalidad de ajustarse a la Directiva de Mercados Digitales (conocida por las siglas inglesas DMA) que entrará en vigor en marzo.

Desde hace mucho tiempo, Apple recibe críticas por el carácter cerrado de la App Store, al tiempo que los desarrolladores se quejan por las elevadas comisiones que deben pagar a la empresa.

Según Apple, dichos cambios comprenden “más de 600 nuevas interfaces de programación de aplicaciones, ampliación en los análisis de aplicaciones, funcionalidad para motores de navegación alternativos y opciones de procesamiento del pago de aplicaciones y de distribución de aplicaciones de iOS”.

Se permitirán tiendas de aplicaciones de terceros en iOS, lo que pondrá fin a la posición de la App Store de Apple como único distribuidor de aplicaciones para iPhone. Los cambios se harán efectivos en toda la UE a partir de marzo, cuando se produzca el lanzamiento de iOS 17.4 .

Por primera vez, los clientes de Apple en la UE podrán descargar legalmente software no procedente de la App Store mediante nuevos mercados de aplicaciones. Las aplicaciones de dichas tiendas necesitarán la autorización de Apple para funcionar con su software y garantizar que se ajusten a la DMA.

Las aplicaciones provenientes de fuentes alternativas que usen las interfaces de programación de aplicaciones de Apple aparecerán en los ajustes de configuración, con información sobre su procedencia y el momento en el que se descargaron.

Opciones

Cada vez que un desarrollador publique una aplicación para Europa, podrá elegir la tienda de aplicaciones desde donde la distribuirá. Apple instituirá un proceso de certificación notarial de aplicaciones, que comportará el análisis de estas en busca de malware y otros problemas de código.

Si bien Apple ha controlado a lo largo de su historia el proceso de facturación, a partir de ahora los desarrolladores de aplicaciones podrán facturar directamente a sus clientes. La empresa permitirá la introducción de números de tarjetas de crédito dentro de la aplicación, y además los desarrolladores podrán enlazar a los usuarios con sus respectivos sitios web a fin de recibir la información de pago.

Bloomberg informa de que Apple ha cobrado comisiones de hasta el 30% a los desarrolladores desde 2008, año de lanzamiento de la App Store.

Apple ha declarado que los desarrolladores de aplicaciones de su tienda pagarán una comisión reducida del 10-17% en las transacciones de bienes y servicios digitales.

La empresa señala que, si bien los cambios recién introducidos se ajustan a la DMA, la nueva normativa supone un riesgo de que sus usuarios sufran estafas, fraudes y abusos, porque el contenido de las aplicaciones que no pasan por la App Store de Apple no se revisa y podrían contener código malicioso.

También advierte que algunas de las nuevas aplicaciones de navegación que se autorizarán debido a la DMA, y que no usan el Webkit de Apple, podrían afectar al rendimiento del sistema y a la duración de la batería.

Fuente: MWL

Compartir