Compartir

Agencias

Pekka Lundmark, consejero delegado de Nokia, ha hecho referencia a los bajos niveles de gasto en América del Norte e India como factores que han contribuido al desplome de ventas de su división de redes móviles durante el primer trimestre, pero cuenta con que el mercado se recupere a lo largo de 2024.

En su declaración financiera, el directivo prevé que dicho trimestre quedará como un momento de depresión en la demanda y que la actividad mejorará “ progresivamente” en lo que queda de 2024.

Nokia ha registrado un descenso interanual del 39% en las ventas netas de redes móviles. Estos se han quedado en 1.600 millones de euros, con pérdidas operativas de 42 millones de euros para la división. En el primer trimestre de 2023, obtuvo beneficios operativos de 137 millones de euros.

Así mismo, Lundmark opina que la disminución en el ritmo de gasto de los clientes de India era previsible tras el rápido despliegue de la 5G en dicho mercado durante la primera mitad de 2023.

Por lo que respeta al conjunto del negocio, el directivo destaca la mejora en la recepción de pedidos durante el primer trimestre y la expectativa de un segundo semestre más fuerte, así como los acuerdos sobre patentes alcanzados por su división de propiedad intelectual y las buenas perspectivas. de su división de infraestructuras de redes fijas.

Lundmark considera que su firma ha avanzado con rapidez en sus cambios de modelo operativo y en las medidas asociadas de ahorro de costes anunciadas en 2023. Así, el ahorro correspondiente de 2024 podría alcanzar los 500 millones de euros.

“Estas acciones, combinadas con nuestra previsión de un mayor crecimiento en ventas netas durante el segundo semestre del año, respaldadas por nuestra cartera de pedidos, significan que nos hallamos sólidamente encaminados para satisfacer nuestras previsiones de beneficios operativos comparables para todo el año.”

Nokia ha registrado un descenso del 20% en ventas netas, con el que se situaría en 4.700 millones de euros. Dicho descenso se atribuye a la debilidad persistente del mercado. Los beneficios netos han aumentado en un 52%, hasta los 438 millones de euros, gracias a la mejora de los márgenes, el ahorro en costes y los acuerdos sobre patentes.

Fuente: MWL

Compartir