Compartir
No a la desaparición del IFT
telecomunicaciones en Mexico

Por Nicolás Lucas-Bartolo, El Economista

El IFT mantiene el mandato de que Televisa no puede tener en exclusiva los derechos de transmisión de contenidos audiovisuales de relevancia, como aquellos partidos del futbol mexicano, el Mundial de Futbol o las Olimpiadas, y la obliga ahora a ser más transparente en procesos de compartición de infraestructura.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) emitió un nuevo paquete de medidas asimétricas para Grupo Televisa y sus empresas afiliadas, por ser consideradas el agente económico preponderante en la industria de radiodifusión.

La nueva resolución se trata en realidad de una actualización de la política regulatoria que originalmente alcanzaba a Televisa y 35 personas físicas y morales, que a su vez eran concesionarias de 258 canales de televisión por todo México, pero una decena de ellas han logrado librarse de dicha regulación porque en el lapso de diez años han roto relación contractual con Televisa y por tanto las reglas de preponderancia no les son más aplicables.

La regulación de preponderancia significaba sobretodo demasiados costos para los afiliados de Televisa, debido a que, por ejemplo, estaban en obligación de hacer una separación contable.

Grupo Televisa no se ha pronunciado todavía, respecto si acatará la nueva resolución o si impugnará dichas medidas asimétricas.

En la actualización de las medidas de preponderancia, el IFT mantiene el mandato de que Televisa no puede tener en exclusiva los derechos de transmisión de contenidos audiovisuales de relevancia, como aquellos partidos del futbol mexicano, el Mundial de Futbol o las Olimpiadas.

El IFT, en su regulación original de marzo del 2014, impuso un gran paquete de nueve obligaciones para Grupo Televisa y sus afiliados, que iban de la compartición de infraestructura, a evitar los clubes de compras y a la no discriminación de anunciantes o solicitantes de acceso a su red, lo que significaba que los nuevos operadores de televisión contaban con la posibilidad de solicitar espacio en las torres de Televisa para colgar allí su antena.

Ahora, la autoridad ha ordenado a Televisa a ser más transparente en los procesos de venta de tiempo aire para los anunciantes, a fin de que no se afecten las condiciones de competencia y concurrencia.

El IFT también ajustó las formas y los tiempos en que Televisa y los afiliados deberán entregar la información que le sea requerida por la autoridad, en su calidad de agentes preponderantes.

Y Televisa también deberá construir un Sistema Electrónico de Gestión (SEG), para que las solicitudes de compartición de infraestructura de terceros operadores sean atendidas con mayor celeridad y transparencia.

“Las obligaciones buscan garantizar la competencia y libre concurrencia en el sector de radiodifusión y, en consecuencia, beneficiar a los usuarios finales de este servicio”, dijo el IFT.

El 7 de marzo del 2014, el IFT declaró agente económico preponderante de radiodifusión, debido a que esa empresa poseía entonces el 60% del mercado de la televisión abierta y entonces estableció una política regulatoria con el fin de generar equilibrios y oportunidades de crecimiento para nuevos actores de televisión.

Fuente: El Economista

Compartir