Compartir
Comunicación vía satélites

Agencias

SES ha alcanzado un acuerdo para adquirir Intelsat por 3.100 millones de dólares (unos 2.900 millones de euros), en una operación que, según ambas firmas, creará una operadora multiorbital que competirá mejor con sus rivales en una industria del espacio en plena transformación.

En una declaración, SES califica dicho acuerdo como “operación de gran interés, orientada al futuro”, y explica que la fusión entre ambas empresas dará lugar a una firma que dispondrá de mayor cobertura, más capacidad de resistencia frente a circunstancias adversas, una gama más amplia de soluciones y más recursos para invertir en innovación.

Hace poco más de un año salió a la luz que ambas firmas habían mantenido conversaciones sobre una fusión a gran escala. Pero por aquel entonces, SES emitió una declaración en la que explicaba que las negociaciones se habían abandonado sin que se llegara a ningún acuerdo.

No cabe duda de que la fusión reforzará su posición frente a empresas tales como Starlink de Elon Musk, Project Kuiper de Amazon, operadoras espaciales tradicionales como Viasat, que se fusionó con Inmarsat en 2023, y las nuevas operadoras Lynk Global y AST SpaceMobile.

La entidad resultante aspira a obtener sinergias por valor de 2.400 millones de euros durante los tres primeros años después del cierre del acuerdo, lo que equivaldría al 85% del importe de la transacción. También se beneficiará de una cartera de pedidos bruta de 9.000 millones de euros y de unos ingresos de 3.800 millones de euros, al tiempo que contará con un mayor volumen de negocio y una elevada demanda en el segmento de redes, ahora en pleno crecimiento.

La empresa fusionada gestionará una flota de más de 100 satélites GEO (siglas inglesas de órbita terrestre geoestacionaria) y 26 de MEO (órbita terrestre media). Prevé lanzar ocho nuevos satélites GEO y siete MEO para finales de 2026. Además, aspira a lograr mayores potencialidades en los ámbitos de administración pública, movilidad, datos fijos y medios de comunicación.

Tras la fusión, SES mantendrá su sede y domicilio en Luxemburgo, y al mismo tiempo disfrutará de una presencia significativa en Estados Unidos.

Adel Al-Saleh, consejero delegado de SES, ha destacado las ventajas que la fusión ofrecerá a los socios de la cadena de suministro y al sector en general, porque creará nuevas oportunidades “a medida que las soluciones con base en satélites se vayan convirtiendo en una parte integral del ecosistema general de telecomunicaciones”.

Se espera que la operación quede formalizada durante el segundo semestre de 2025.

Fuente: MWL

Compartir