Compartir

Agencias

La administración del presidente de EE. UU., Joe Biden, revocó a principios de 2024 ocho licencias de exportación que previamente permitían a algunas empresas vender sus productos a Huawei a pesar de las restricciones comerciales implementadas en 2019.

Aunque Reuters ya había informado en mayo que se retiraron licencias de exportación a Intel y Qualcomm, aún no se había revelado cuántos proveedores se vieron afectados por el mandato del Departamento de Comercio de EE. UU. (DoC).

La administración del expresidente de EE.UU., Donald Trump, añadió a Huawei a una lista de entidades comerciales que tienen prohibido comprar componentes de empresas nacionales debido a la preocupación de que el gigante de las telecomunicaciones pudiera suponer un riesgo para la seguridad de las entidades estadounidenses.

La web de noticias informó que los proveedores estadounidenses de Huawei pudieron eludir algunas de las restricciones debido a una política de la administración Trump que permitía la exportación de ciertos componentes a pesar de estar en la lista de entidades.

Según un documento de la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio, entre las aprobaciones de licencias para vender a Huawei figuraban “equipos de ejercicio y mobiliario de oficina, así como componentes de baja tecnología para productos de consumo masivo, como sensores táctiles y de pantalla táctil para tabletas”.

El documento indica que el DoC aprobó licencias por un valor de 335.000 millones de dólares (310.000 millones de euros) que otorgaban permiso para vender a clientes chinos de la lista de entidades desde 2018 hasta 2023, mientras que licencias valoradas en 545.000 millones de dólares (unos 505.000 millones de euros) fueron denegadas, revocadas o devueltas sin acción.

Entre las aprobaciones concedidas en 2021 se contaban 222.000 millones de dólares (unos 200.000 millones de euros), sobre los 560.000 millones de dólares (casi 520.000 millones de euros) que sumaban en total las solicitudes recibidas durante el primer año de la administración Biden.

Desde que Huawei lanzó en agosto de 2023 el smartphone Mate 60 Pro, que utiliza un procesador fabricado en China, el gobierno de EE. UU. ha estado considerando tomar medidas contra los fabricantes de chips que se cree que están apoyando al proveedor.

Fuente: MWL

Compartir